Nuestra parroquia esta semana

En primer lugar queremos recordar nuestra celebración de la festividad del Corpus Christi que terminó con una sencilla procesión por algunas calles de nuestro barrio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El próximo viernes 23, festividad del Sagrado Corazón , daremos la bienvenida en la comunidad a la recién restaurada imagen de nuestra iglesia. Y antes, a las seis de la tarde concluiremos el curso de formación cristiana de adultos con el estudio del Libro de la Gloria del Evangelio según san Juan.

Sí, este viernes completamos el ciclo de solemnidades del Señor. Después del Corpus Christi, el Sagrado Corazón de Jesús: ¡no es casual!  Al Amor infinito de Dios, representado en la imagen del Corazón traspasado de Jesucristo,  le debemos la venida del Espíritu Santo y su actuación eficaz a través de los sacramentos y de la vida de la comunidad cristiana. Dios nos ve  débiles, a menudo ingratos e indiferentes, pero su Amor Misericordioso no conoce límites La Eucaristía es el máximo exponente de este corriente de amor.

100_9295

Imagen del Sagrado Corazón antes de la restauración

Jesús, consumando pacientemente su entrega en la Cruz, nos muestra un amor tan grande que “desborda” su Corazón y se derrama sobre nuestros espíritus como buena “medicina” para remediar nuestras debilidades. San Juan evangelista prestó particular atención a este hecho:«Al llegar a Jesús, como lo vieron ya muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y al instante salió sangre y agua» (Jn 19,33-34). La eficacia regeneradora del agua bautismal brota de la Sangre que también fluyó del costado abierto del Señor.

Un corazón reventado.  Ahí, en el umbral de este corazón “abierto”, podemos asomarnos y descubrir cómo es Dios, que no es un ser “solitario” y “aburrido”, no necesita de otros para ser Amor. Él es Uno y Trino: Paternidad infinita, Filiación infinita y Amor infinito. Se bastaba perfectamente a Sí mismo para ser eternamente feliz (de hecho, así le entendía Aristóteles: una Inteligencia infinita que es feliz conociéndose a sí misma). ¡No nos necesitaba! Sin embargo, ha querido “necesitarnos” hasta el punto de sentir pasión por cada uno de nosotros personalmente. Es un Amor loco, amor apasionado. La cuestión es tan importante que san Juan remarca: «El que lo vio lo atestigua y su testimonio es válido, y él sabe que dice la verdad, para que también vosotros creáis» (Jn 19,35).

«Mirarán al traspasado», nos recuerda san Juan (19,37). Al discípulo, todavía peregrino en los caminos polvorientos de esta vida, se le ofrece para su descanso el Corazón de Cristo que permanece “abierto” ¡Siempre abierto para acoger y consolar al creyente!¡Reposemos contemplando la imagen del Sagrado Corazón de Jesús que vuelve a nuestra comunidad!

Esta entrada fue publicada en Avisos de la parroquia, ENTENDER LA BIBLIA, Entender la Liturgia, FESTIVIDADES, formación adultos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.